Davos Klosters

Duración

7 noches

Salidas

Sábados

Desde

849€

A pesar de su fama de destino para la élite económica mundial, Davos nos ofrece la mejor relación calidad - precio de Suiza. Cuando uno esquía en cualquiera de sus cinco estaciones no acaba de entender cómo no es un lugar más famoso. Y es que las pistas son excelentes, los paisajes soberbios y la nieve muy buena (el clima es muy seco). Pero lo que hace de Davos un destino único es la longitud de sus pistas. Están las largas y las ultra largas, que son una excursión en sí mismas. ¡Espectaculares! En Davos se inventaron los viajes de invierno a los Alpes y todavía hoy ofrece la mejor gama de actividades invernales de todos los Alpes.
  • Día 1. Volamos a Zurich

    Check-in en tu aeropuerto de orígen 90 minutos antes de la hora prevista para la salida del vuelo destino Zurich. A la llegada a Suiza, traslado en tren desde la estación del aeropuerto hasta Davos. A la llegada al alojamiento previsto check-in y primera noche en Davos .

    Día 2-7. Esquí en Davos

    Tendrás 6 días completos para disfrutar de los espectaculares paisajes y las pistas de Davos. En total son 7 noches en Davos.

    Día 8. Regreso a casa

    Regreso en tren hasta el aeropuerto de Zurich. A la hora indicada, salida del vuelo de regreso. Llegada y fin del viaje y de nuestros servicios.


  • El precio incluye


    • Vuelos ida y vuelta en línea regular a Zurich
    • Tasas de Aeropuerto
    • Traslados aeropuerto - hotel i/v
    • 7 Noches en el alojamiento y régimen seleccionado
    • 6 días de forfait para todos los remontes de Davos - Klosters
    • Gastos de gestión



    • (*) Tasas turísticas locales, si las hay, se pagan en el hotel
      (*) Consultar la política de equipaje de su reserva


      El precio NO incluye:
      La facturación de material de ski en el vuelo. Si quiere viajar con su propio material deberán comunicarlo en el momento de hacer la reserva


    Davos fue la primera estación suiza en instalar un funicular para esquiadores y también la primera en construir un telesquí. La historia del esquí moderno en Suiza se escribió en esta pequeña ciudad de los Grisones y no es casualidad. El valle de Davos tiene unas excelentes condiciones de nieve a la vez que sol y buen tiempo, unos paisajes espléndidos y unos espacios amplios y variados que permiten ofrecer una de las mayores superficies de Europa para el esquí. Davos comparte dominio esquiable con el pueblecito de Klosters. Ambos, a pesar de sus resonancias reales y de jet-set, ofrecen una de las mejores relaciones calidad-precio en Suiza.


    LO QUE TE GUSTARÁ MÁS….
    Ofrece algunos de los mayores desniveles de los Alpes.
    Entre los mayores dominios esquiables de Suiza.
    Es un destino excelente para encontrar espacios de fuera pistas.
    Hay mucho más que hacer además de esquiar.


    Y LO QUE DEBERÍA MEJORAR:
    Se trata de 5 dominios esquiables no conectados entre ellos.
    No es el típico pueblo suizo con chalets, más bien una pequeña ciudad.
    Algunos remontes anticuados en zonas periféricas.
    Viajar por el valle entre los pueblos de Klosters y Davos es lento.


    ESQUIAR EN DAVOS:
    Davos – Klosters forman un dominio un poco disperso en el que 5 estaciones de esquí distintas comparten un único forfait. Se trata de:
    – Parsenn: La estación más clásica, dónde empezó todo. Ofrece el mayor kilometraje de pistas y es accesible tanto desde Davos como desde Klosters. Tiene pistas de todos los niveles y de muy buena calidad con una cota alta por encima de los 2800 m. Aquí están las famosas pistas XXL.
    – Madrisa: La segunda zona esquiable en Klosters, es muy tranquila y con unas instalaciones perfectas para famílias con niños. A pesar de ello tiene también unos fuera pistas excelentes, especialmente si de dispone de un guía.
    – Jakobshorn: La segunda montaña de Davos es la zona preferida por los jóvenes y los amantes del Freestyle. Aquí es tan importante el esquí como el après-ski en sus chalets. Especialmente legendarias son las fiestas en el Jatz Hut.
    – Rinerhorn: Gusta definirse como la estación de los vecinos de Davos, donde se esquía la gente «del país». No en vano aquí encontramos las pistas más exigentes para el buen esquiador. Y es un lugar siempre tranquilo, incluso en plena temporada alta.
    – Pischa: Recientemente se ha reconvertido en una «montaña de invierno» en lugar de ser una estación de esquí. Sólo queda un teleférico que dá acceso a pistas de esquí de fondo o rutas de senderismo invernal o para hacer en raquetas. Sin embargo, sus pendientes vírgenes han pasado a ser un paraíso para el free-ride.


    EL PUEBLO Y EL APRÈS-SKI:
    Seamos honestos, si lo que quieres es un pueblecito típico suizo, con sus chalets y su dosis de encanto debes elegir Klosters. Un destino ideal para familias con niños. Davos pueblo es mucho más grande (una pequeña ciudad) con edificios sin una estética definida y siempre muy ajetreado. Y, sin embargo, Davos ocupa un emplazamiento muy hermoso, rodeado de bellas montañas, con mucha nieve y con un clima excelente. Davos permite un fácil acceso a 4 de las 5 estaciones incluidas en el forfait y es un lugar con multitud de actividades complementarias (o alternativas) al esquí. Sin ir más lejos ofrece uno de los mejores dominios de esquí de fondo de los Alpes y es un lugar excelente para senderismo invernal o descensos en trineo. Tiene muy buenos restaurantes y tiendas y una buena animación après-ski. Elegante pero animado.


    DATOS TÉCNICOS:
    320 Km. de Pistas
    110 Pistas (20% Azules, 44% Rojas y 36% Negras)
    Cota Alta 2845 m. Pista más larga: 12 Km. y 2035 m. de desnivel
    56 Remontes


    Y ACABAMOS CON UN SECRETITO:
    No es tanto un secreto, es más el punto fuerte que hace de Davos un lugar especial para esquiar: las pistas XXL. Se trata de unas pistas de gran longitud que, partiendo de la cima de Weissfluh (2814 m.) en Parsenn, permite bajar esquiando hasta Klosters. Son pistas rojas con una pendiente y unas condiciones de nieve ideales. Aquí se esquió a nivel turístico en Suiza por primera vez (y por buenas razones!). Ahora bien el descenso puede hacerse todavía más largo bajando a pueblos del valle como Kübli (a escasos 800 m. de altitud). En este caso es recomendable parar a hacer un almuerzo tardío en alguno de los encantadores chalets restaurante. Una vez en Kübli el regreso hasta Davos o Klosters sólo es posible en tren (gratis con el forfait). Un descenso inolvidable.

  • Davos Klosters
    Davos
    Davos
    Davos
    Davos